¿Ni perdón ni olvido?

El pasado domingo se realizó el plebiscito en Colombia mediante el cual el pueblo debía decidir si aceptar o rechazar el acuerdo de La Habana que buscaba establecer, luego de 50 años de guerra, un acuerdo definitivo de paz entre el Gobierno Colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Al final de la jornada el presidente Santos dio la noticia de que el NO había vencido con un 50,21% de los votos.

¿Qué llevó a los ciudadanos a rechazar esta posibilidad de paz? Quienes votaron que NO ante el acuerdo de La Habana argumentan que el indulto a guerrilleros que cometieron crímenes de guerra, así como la apertura a los líderes guerrilleros a postularse a cargos públicos y la concesión de territorios no haría justicia y que el Gobierno de Santos se encuentra dando excesivas concesiones a un grupo que por años a amedrentado, torturado y asesinado a sus propios compatriotas.

¿Frente a los resultados, qué va a pasar ahora con la tregua establecida por ambas partes? Tanto Santos como Las FARC han mantenido su voluntad por solucionar el acuerdo de paz y las negociaciones. Las FARC han reiterado su disposición de usar solamente la palabra como arma de construcción hacia el futuro.

¿Cuál es la mejor solución? ¿Debiera el pueblo colombiano ceder en pos de la paz? ¿Es paz si no existe justicia? Son interrogantes que hoy se hacen distintas agrupaciones de DDHH y toda la opinión pública internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s